Momentos para el eterno retorno: un baño en Ses Illetes, Formentera

Empeñados en fusionarse el azul y la carne, la nitidez y los peces, la mirada.

Sumérgete, la piel de gallina empujará el velo que te cubre, lo rasgará hasta desnudarte del miedo, del hambre, del estancamiento, hasta devolverte serena a la juventud insolente, poderosa, libre. No importa a qué profundidad se encuentre.

La piel azotada de rojo y blanco por el curso acelerado de la sangre, despertando, despertándote en el mismo lugar en el que transcurría el sueño.

¿Cómo llegar hasta allí?
1. En ferry desde Ibiza.
2. Una vez en el puerto se puede alquilar cualquier vehículo, nosotros optamos por la bicicleta y Ses Illetes es la playa más cercana.
3. También desde allí se puede visitar muy fácilmente el Parque Natural de Ses Salines.

¿Cuándo?
Este baño tuvo lugar en abril, el mejor día del año hasta el momento, según los locales. El agua estaba fría pero era imposible resistirse a sumergirse en ella.

Sé el primero en comentar